Detectar Actividades Sospechosas

La mayoría de las personas pasan el día sin siquiera darse cuenta de los eventos cotidianos. Sin embargo, comenzar a reconocer lo que es normal a su alrededor es el primer paso para reconocer lo que no es normal. Es importante desarrollar las habilidades necesarias para prevenir el crimen, así como la actividad terrorista, y la preparación para desastres naturales o provocados por el hombre.




Aunque los agentes del orden son observadores capacitados, a veces les resulta difícil explicar a los ciudadanos qué informar y cuándo hacerlo. Mientras patrullan las calles, los agentes se acostumbran a buscar actividades o eventos que parecen fuera de lugar o que no forman parte de la rutina habitual. Es posible que los oficiales no puedan articular específicamente lo que es inusual, pero son muy conscientes de que algo anda mal. Los oficiales a veces se refieren a este fenómeno como un "sexto sentido" o "inteligencia callejera", y saben instintivamente cuando algo no está bien y deben investigar. Los miembros de la comunidad deben saber que también tienen la capacidad de reconocer eventos inusuales. Es cuestión de practicar las Habilidades de Observación para fortalecerlas.


Con demasiada frecuencia, los ciudadanos están confundidos acerca de qué deben informar y por qué, por lo que es importante capacitar a los ciudadanos a través de una variedad de actividades de presentación de informes. Después de revisar esta sección, los participantes podrán asesorar a los ciudadanos específicamente sobre el quién, qué, cuándo, dónde y cómo de informar.


A menudo, los ciudadanos preguntan a los oficiales "¿Por qué debería involucrarme?" o "¿Cómo me beneficiaré informando actividades sospechosas?" Si bien las respuestas pueden parecer obvias, se debe comunicar claramente al público que son un componente esencial para proteger a nuestras comunidades. A veces, nuestros ciudadanos reciben señales contradictorias sobre qué informar y cuándo hacerlo. Otras veces simplemente no saben qué se espera de ellos.


¿Qué es una actividad sospechosa?


La actividad sospechosa puede referirse a cualquier incidente, evento, individuo o actividad que parezca inusual o fuera de lugar.



Algunos ejemplos comunes de actividades sospechosas incluyen:

  • Un extraño merodeando en su vecindario o en un vehículo recorriendo las calles repetidamente.

  • Alguien asomándose dentro de su carro o alguno de los vehículos de sus vecinos

  • Una vivienda con una cantidad inusual de visitas recurrentemente

  • Alguien merodeando por escuelas, parques o áreas apartadas.

  • Olores extraños provenientes de una casa, edificio o vehículo.

  • Puertas y ventanas abiertas o rotas en un negocio cerrado o residencia desocupada.

  • Alguien manipulando los sistemas eléctricos, de gas o de alcantarillado sin un vehículo o uniforme identificable de la empresa.

  • Personas que llegan o salen de hogares o negocios a horas inusuales.

  • Varias personas que parecen estar trabajando, pero están exhibiendo comportamientos sospechosos.

  • Señales de entrada forzada o alteración de los sistemas de seguridad o protección.


Algunas personas no llaman porque no conocen actividades que puedan resultar sospechosas. Otros pueden notar una actividad sospechosa y dudar en llamar por temor a ser etiquetados como un "vecino entrometido". Otros lo toman por concedido que alguien más ya ha llamado. Informe siempre las actividades sospechosas y todos los delitos porque la policía no sabe que hay un problema a menos que se lo diga.


Al informar de estos tipos de actividades y situaciones, los ciudadanos pueden hacer su comunidades más seguras y protegidas, reducir la violencia, minimizar la victimización, reducir la delincuencia y mejorar la calidad de vida en general.




9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo