Como sobrevivir despues de un ataque nuclear?

Actualizado: 28 abr

Explota una bomba atómica, o se produce una fusión en un reactor nuclear. ¿Qué es lo que realmente daña a las personas? ¿Y por qué deberías quedarte adentro por lo menos 48 horas?


Los recientes eventos en el mundo han vuelto a suscitar temores de que seamos golpeados por un desastre nuclear.



¿Qué sucede si explota una bomba o se funde uno de los reactores nucleares?


Todo el mundo sabe que tales incidentes pueden provocar una radiación peligrosa, pero ¿qué es exactamente la radiación? ¿Cómo nos puede hacer daño y por qué ayuda estar por lo menos dos días resguardado?


Una bomba atómica es, por supuesto, un desastre para los afectados por la propia explosión. Pero cuando se trata de radiación en áreas más grandes, las fusiones de plantas de energía nuclear en realidad pueden ser peores.


“Las bombas emiten cantidades muy altas de radiación, pero solo por un corto tiempo”

Las sustancias radiactivas caerán del cielo, pero gran parte de las emisiones viajan a la atmósfera, donde tiene menos impacto sobre nosotros. Hemos visto esto en explosiones de prueba. Estas explosiones conducen a la contaminación de áreas locales, pero no tanto como vimos, por ejemplo, después del accidente de Chernobyl.


Cuando ocurre tal fusión, puede haber mayores emisiones durante un período de tiempo más largo. Pero, ¿qué se libera exactamente durante un colapso?


Más de cien sustancias radiactivas son liberadas después de una explosión nuclear


Cuando explota una bomba atómica, o hay una fusión en una planta de energía nuclear, se forma una nube de polvo y partículas. Contiene más de cien sustancias radiactivas diferentes. Si está parado cerca, estará expuesto a enormes cantidades de radiación.


Sin embargo, muchas de estas sustancias solo tienen una vida útil corta.


Una sustancia radiactiva es esencialmente una sustancia en la que los átomos son inestables. Esto significa que pueden convertirse en otra sustancia en cualquier momento. Esto se llama descomposición.


Cuando un átomo se desintegra, emite una pequeña dosis de radiación.


En una sustancia radiactiva con una vida media corta, esto sucede rápidamente con casi todos los átomos. Inmediatamente, hay mucha radiación, pero pronto la mayoría de los átomos se han desintegrado y ya no son radiactivos.


Muchas de las sustancias radiactivas de una bomba o una fusión se irradian durante unos pocos segundos


“Las sustancias problemáticas son aquellas que tienen una vida media larga”.

Puede emitir radiación durante décadas.


En sustancias tan problemáticas, cada átomo puede durar mucho tiempo, a menudo años, antes de descomponerse y liberar su radiación. Hay algunas sustancias, como el cesio-137 y el estroncio-90, que plantean un gran problema después de un accidente nuclear.


Continuarán emitiendo radiación durante décadas después del incidente.


Otra sustancia problemática es el yodo radiactivo. Tiene una vida útil relativamente corta: la vida media es de solo ocho días. Sin embargo, el problema es que la sustancia se absorbe en el cuerpo y se acumula en la glándula tiroides, lo que a su vez aumenta el riesgo de cáncer, por eso la CDC y otras agencias gubernamentales recomiendan tomar Yoduro de Potasio.


Esto se puede prevenir tomando una gran dosis de Thyro Safe (Yoduro de Potasio) antes de exponerse a la variante radiactiva. Para entonces, la glándula tiroides ya está llena y no absorberá nada del yodo radiactivo.


Por lo tanto, las autoridades de varios países han recomendado a todos que compren tabletas de Yoduro de Potasio destinadas a prevenir el daño por radiación.


Tanto el yodo radiactivo como las sustancias radiactivas con vidas más largas pueden afectar a las personas en áreas alejadas del lugar del accidente.


Nube radiactiva (Fallout)

La nube de polvo radiactivo y partículas de una fusión se dispersará en el aire.. Los granos de polvo grandes y pesados ​​caerán al suelo con bastante rapidez, pero las partículas más ligeras pueden ser arrastradas lejos por el viento. Así fue como las sustancias radiactivas de la central nuclear de Chernobyl terminaron en otros Países como Noruega en 1986.


Estas nubes radiactivas pueden ser extremadamente peligrosas y son peores cuanto más te acercas al lugar del accidente.


La radiación de las partículas radiactivas puede dañar el ADN de nuestras células. El cuerpo suele ser bueno para reparar este tipo de daño, pero cuando hay mucha radiación, los mecanismos de reparación fallan.


Este daño en el ADN puede conducir al cáncer.

Por lo tanto, es muy importante evitar que las células se expongan a grandes cantidades de partículas radiactivas. Afortunadamente, a menudo es posible.


Peligros de la radiación si se mete dentro del cuerpo

“La radiación de una partícula radiactiva suele tener un alcance muy corto”

Es tan corto que no sufrirá daños si el polvo cae en el exterior de su suéter. Si termina en la piel, las posibilidades de envenenamiento por radiación son mayores. Pero solo se vuelve realmente peligroso cuando las partículas ingresan al cuerpo a través de los pulmones, la boca, las heridas o las membranas mucosas.


Hay varias cosas que puede hacer para evitar que esto suceda.


Según la mayoría de los expertos el primer paso después de un desastre nuclear es refugiarse


Las partículas radiactivas se comportan como polvo normal. Flotan en el aire por un tiempo antes de finalmente caer y asentarse en diferentes superficies.


Por lo tanto, es importante refugiarse antes de que se asiente la nube. Una vez que encuentre refugio, cierre todas las ventanas y rejillas de ventilación, y apague los ventiladores y los sistemas de ventilación para que entre la menor cantidad de polvo posible. Cuanto más consigas sellar su refugio o casa, menos peligro correrá usted, sus seres queridos y su familia.


“A menudo nos preguntan si debe colocar cinta adhesiva en las grietas de las ventanas o quedarse en habitaciones específicas de la casa”

En EE. UU., donde el consejo también cubre situaciones con altos niveles de radiación, las autoridades recomiendan permanecer en el medio del edificio o en el sótano, lo más lejos posible de las paredes y techos exteriores.


En la siguiente imagen se muestra la protección que brinda cada una de las estructuras, entre mas alto sea el numero mayor es la proteccion.


En la mayoría de los casos los sótanos son los lugares más seguros, al menos que el edificio este demasiado dañado y pueda colapsar. Intente imaginar que la radiación es como el aire y el sol, busque refugio en un lugar donde el sol no alcance a entrar y donde haiga la menor cantidad de aire circulando. Aléjese de las paredes exteriores ya que estas acumularan más radiación.



Pero, ¿y si no tienes tiempo para esconderte antes de que llegue la nube? ¿O si por alguna razón tienes que salir a la calle?


Es muy importante que si por alguna razón estuviste expuesto a la radiación laves tu piel, cabello y ropa.


El uso de una máscara facial probablemente reducirá la cantidad de partículas que ingresan a los pulmones. Al entrar a la casa, es importante quitarse toda la ropa que haya estado expuesta a partículas radiactivas. La ropa contaminada se puede lavar en una lavadora normal


También es recomendable lavar bien la piel y el cabello con agua y jabón. Sin embargo la CDC advierten contra el uso de acondicionadores para el cabello, ya que pueden hacer que los materiales radiactivos se adhieran al cabello.


Según las CDC, aún puede usar agua del grifo. Aunque el material radiactivo puede caer sobre la superficie del agua o pasar a las aguas subterráneas, las sustancias estarán tan diluidas que es seguro usar el agua para ducharse y lavar la ropa. Aunque nosotros recomendamos utilizar filtros de agua de ser posible.


Medidas a largo plazo


Una vez que se resguardo por 48 horas es necesario tener los siguiente en cuenta


“Durante este tiempo, las partículas radiactivas cayeron y se adhirieron al suelo, la vegetación, las carreteras y los edificios, o se alejaron más”


En este punto, es seguro volver a respirar el aire. Aunque nosotros recomendamos utilizar una mascarilla con filtros.


Pero las sustancias radiactivas no se han ido.


En los primeros días, todavía habrá polvo radiactivo en muchas superficies exteriores. Por lo tanto, es importante evitar el contacto con dichas superficies expuestas. Eventualmente las partículas serán arrastradas al suelo.


Del suelo, las partículas radiactivas serán absorbidas por todo tipo de plantas, incluidas las comestibles. Las sustancias radiactivas pronto se transferirán a los animales de pastoreo. De esta manera, los humanos podemos volver a estar expuestos a través de los alimentos.


“Se ha demostrado que se puede encontrar yodo radiactivo en la leche de vaca una semana después de un incidente nuclear”


Por lo tanto, las medidas inmediatas para proteger la vida y la salud deben ir seguidas de medidas a largo plazo para controlar la radiación en los alimentos y prevenir la contaminación en la producción de alimentos.


Después del accidente en Fukushima, parte de la tierra fue removida y reemplazada con tierra nueva” Pero medidas tan drásticas solo serán necesarias si las consecuencias son muy grandes. La población tendría que ser evacuada e implementadas medidas antes de que pudieran regresar.


Sera muy importante que tenga un radio de baterías para estar atento a los consejos de las autoridades sanitarias tenga para su localidad. Continúe leyendo nuestro portal para crear un Plan de Emergencias familiar, caluclar la cantidad de agua y comida que debe siempre alacenar en su hogar y tener una mochila de emergencia lista para evacuar el área de ser necesario.

105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo