Suplementos que debe almacenar para una crisis

Si planeas crear un kit de preparación en caso de una crisis o ya tienes uno estos son algunos suplementos que debes incluir para evitar deficiencias nutricionales:




Hierro


Las deficiencias de hierro son comunes y pueden provocar anemia, que causa fatiga, debilidad y muchos otros problemas de salud. La deficiencia de hierro y la anemia son comunes en todo el mundo y pueden afectar en gran medida sus niveles de energía y su capacidad para sobrevivir durante una crisis.


El hierro se encuentra en muchos de los alimentos que comemos, especialmente en la carne, los huevos y las verduras.


En caso de una crisis, es posible que no tengamos acceso a una cantidad suficiente de estos alimentos. Por lo tanto, un buen suplemento de hierro puede ayudar a compensar esa pérdida y mantenerlo saludable.



Zinc


El zinc es necesario para su sistema inmunológico. La falta de zinc puede hacerlo más susceptible a enfermedades y desempeña un papel en una gran cantidad de funciones corporales.


Enfermedades, como enfermedades cardíacas, hipertensión y osteoartritis, que son comunes entre los preparadores de edad avanzada, se pueden mejorar con el uso de un suplemento diario de zinc y el zinc también ayuda en el crecimiento y desarrollo saludable en general. Los alimentos que contienen zinc incluyen cereales , verduras, frutos secos y carnes.


Tener un buen suplemento de zinc a la mano que proporcione un mínimo de 8-12 miligramos puede ser vital para su salud en caso de que su acceso a los alimentos se vea obstruido de alguna manera.


Las ostras son la mejor fuente de zinc, pero también se encuentra en menores dosis en las carnes rojas, carnes de ave, mariscos, langostas, frijoles, frutos secos, cereales integrales y productos lácteos.


Casi todos los suplementos multivitamínicos/minerales contienen zinc. El zinc también se vende en suplementos solo o combinado con calcio, magnesio u otros ingredientes. Los suplementos se presentan en distintas formas, entre ellas: gluconato de zinc, sulfato de zinc y acetato de zinc. No es evidente que una de estas formas de presentación sea más eficaz que las otras.


De acuerdo al Instituto Nacional de Salud la cantidad diaria de zinc que necesita depende de su edad. Las cantidades promedio diarias de zinc, expresadas en miligramos (mg), que se recomiendan para las personas de diferentes edades son las siguientes:

Zinc - Datos en español (nih.gov)


Vitamina A


La vitamina A es fundamental para la salud y el funcionamiento de los ojos, así como para la salud reproductiva tanto en hombres como en mujeres. También juega un papel en el fortalecimiento del sistema inmunológico para combatir las infecciones. Tambien, la vitamina A ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos.


Una deficiencia de vitamina A puede provocar ceguera, una de las principales preocupaciones de los preparadores en caso de una crisis global que afecte su acceso a las fuentes de alimentos.


Esta vitamina se puede encontrar en la leche, los huevos, los vegetales verdes, los vegetales anaranjados y las frutas de color amarillo rojizo.


La vitamina A es importante para muchos aspectos de su salud y debe tenerla a mano como parte de su kit de preparación en caso de una crisis .


De acuerdo al Instituto Nacional de Salud la cantidad diaria de vitamina A que necesita depende de su edad. Las cantidades promedio diarias de vitamina A, expresadas en miligramos (mg), que se recomiendan para las personas de diferentes edades son las siguientes:

Vitamina A - Datos en español (nih.gov)


Tiamina (B-1)


La tiamina ayuda a su cuerpo a convertir los alimentos que consume en energía, lo que puede ser muy útil en una situación de crisis. También juega un papel en su sistema nervioso. Esta vitamina es necesaria el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo.


La falta de tiamina puede resultar en pérdida de peso, fatiga, confusión y pérdida de memoria a corto plazo, lo cual es una preocupación seria en una situación de crisis cuando debe confiar en su capacidad para estar preparado y organizado. La falta de esta vitamina también puede causar daño a los nervios y músculos, lo que puede afectar su movilidad y puede afectar la función de su corazón.


Si bien se puede encontrar en huevos, frijoles negros, legumbres, nueces, semillas, germen de trigo y carne de cerdo, es muy importante abastecerse de B-1 como parte de su kit de preparación para asegurarse de obtener los valiosos nutrientes que necesita para sobrevivir y ayudar a su cuerpo a crear la energía que tanto necesita.


Tiamina - Datos en español (nih.gov)


Folato (B-9)


El folato, también conocido como vitamina B-9, ayuda a su cuerpo a crear glóbulos rojos y producir ADN. También ayuda en el desarrollo del cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso.


También se cree que el ácido fólico juega un papel importante en la memoria; por lo tanto, puede ser beneficioso para la población que envejece. La deficiencia de folato puede causar anemia megaloblástica, un problema sanguíneo que causa debilidad, fatiga, problemas de concentración, irritabilidad, dolor de cabeza, palpitaciones y dificultad para respirar. La deficiencia de folato también puede causar úlceras abiertas en la lengua y dentro de la boca, así como cambios en el color de la piel, el cabello o las uñas.


El folato se puede encontrar naturalmente en frijoles y lentejas, frutas cítricas, vegetales de hojas verdes, espárragos, carnes como aves o cerdo, mariscos, productos de granos fortificados y granos integrales. El Higado de res y los frutos secos son excelentes fuentes de Folato.


Si bien la mayoría de las personas obtienen suficiente ácido fólico, una crisis que afecte su acceso a alimentos saludables puede significar que necesita este suplemento. Por lo tanto, es bueno tener almacenado su equipo de supervivencia para emergencias.


De acuerdo al Instituto Nacional de Salud la cantidad de folato que usted necesita depende de su edad. Las cantidades promedio diarias recomendadas, expresadas en microgramos (mcg) de equivalentes dietéticos de folato (DFE, por sus siglas en inglés), son las que se indican a continuación.


Etapa de la vida Cantidad recomendada

Del nacimiento a los 6 meses de edad 65 mcg DFE

Bebés de 7 a 12 meses de edad 80 mcg DFE

Niños de 1 a 3 años de edad 150 mcg DFE

Niños de 4 a 8 años de edad 200 mcg DFE

Niños de 9 a 13 años de edad 300 mcg DFE

Adolescentes de 14 a 18 años de edad 400 mcg DFE

Adultos mayores de 19 años de edad 400 mcg DFE

Mujeres y adolescentes embarazadas 600 mcg DFE

Mujeres y adolescentes en período de lactancia 500 mcg DFE



Cobalamina (B-12)


La vitamina B-12 es responsable de ayudar al cuerpo a producir glóbulos rojos sanos. La deficiencia de esta vitamina es común, especialmente en aquellos que son veganos, tienen más de 60 años, tienen diabetes o toman antiácidos. Se requiere una ingesta adecuada de calcio para ayudar en la absorción de B-12, por lo que tomar un suplemento durante tiempos de crisis puede ser vital para su salud.


Una deficiencia de B-12 puede provocar anemia perniciosa y los síntomas de la deficiencia incluyen:


  • Fatiga

  • Debilidad